• Experto en color desde 1899
  • 10 marcas exclusivas
  • Empodera la creatividad

Royal Talens respeta la privacidad de su información

Utilizamos cookies funcionales para analizar de forma anónima su uso de nuestro sitio web para que obtenga un sitio web impecable y optimizado. Mediante cookies de personalización podemos ajustar el sitio web a sus preferencias y comportamiento.

Si desea saber más sobre qué cookies colocamos o si desea restablecerlas, vaya a nuestra página de cookies y declaración de privacidad.

Las cookies funcionales aseguran que obtenga un sitio web optimizado y sin errores.
Estas cookies se utilizan para adaptar anuncios a sus intereses, tanto en royaltalens.com como en otros sitios web. También ofrecen la posibilidad de hacer boletines relevantes para usted personalmente.
Las cookies de redes sociales aseguran que pueda publicar comentarios y compartir información con sus amigos y / o su red.
Amarillo indio : Un misterio nunca resuelto
Historias de Color

Amarillo indio : Un misterio nunca resuelto

Durante mucho tiempo, se pensó que el amarillo indio se obtenía de la orina de las vacas indias. Hoy en día, aún no se ha resuelto el enigma en torno a la procedencia del bello pigmento amarillo dorado. Pero los pintores usan desde hace ya mucho tiempo alternativas sintéticas de un color idéntico a su homólogo natural.

Amarillo indio : Un misterio nunca resuelto

No se sabe con certeza desde cuando se introdujo el amarillo indio en Europa. Lo que sí se sabe es que, entre los siglos XV y XVIII, se importaban unas bolas malolientes de Asia a Europa. Una vez abiertas, las bolas contenían un polvo precioso de color amarillo dorado. Al moler las bolas y mezclarlas con un aglutinante como el huevo, el aceite o la goma, se conseguía la tan característica pintura amarilla dorada y transparente. El origen del pigmento estaba en Persia, China o India, pero sobre la procedencia exacta existían muchas historias.

Orina de vaca y cálculo renal

Una de las más remarcables es la que cuenta que el pigmento se obtenía de la orina de las vacas indias. En Bihar, un estado del nordeste, las vacas eran alimentadas exclusivamente de hojas tiernas del árbol de mango, lo que provocaba una orina de color amarillo fuerte. La orina se recogía y se hacía secar, formando luego bolas del pigmento que quedaba. Como las vacas no sacaban todo el pigmento al orinar, se les producía cálculo renal, por lo que la micción era muy dolorosa y, las patadas que daban los animales hacían tumbar los cubos donde se recogía la costosa orina. Por ello, se tuvieron que tomar medidas más rigurosas, colgando a las bestias con correas de cuero. Se dice, incluso, que las vacas sólo podían orinar si se les hacía un masaje en la zona en cuestión. En 1908, se prohibió la producción, entre otras razones, por ser animales sagrados.

Otros Historias de Color

Azul ultramar

Azul ultramar

Historias de Color
Magenta

Magenta

Historias de Color
Amarillo indio

Amarillo indio

Historias de Color
Carmín

Carmín

Historias de Color