Pigma

En 1982 Sakura descubrió una tinta de fórmula única y una calidad y complejidad química muy elevadas, que desde entonces sigue siendo la referencia en tinta permanente de calidad archivo. La primera tinta del mundo elaborada a base de agua y que es apreciada por artistas gráficos por su resistencia a la luz y sus colores que no se desvanecen. Es la tinta llamada Pigma.