Mi vieja caja de madera de pasteles

Cuando tenía nueve años, una vez, mi padre me trajo una vieja caja llena de pasteles suaves. Una caja de madera preciosa, de tres pisos, cada uno con tres compartimentos; en cada compartimento caben 40 pasteles, así que en total hay cabida para 360 pasteles. Los colores son sorprendentes, con gran variedad de tonalidades y matices. Muy pronto agoté el color azul noche oscuro, que aparecía en la banda de los azules, sin darme cuenta de que nunca más lo podría reemplazar. En los compartimentos predominaban las tonalidades en rosa, naranja, marrón y ocre, resultado de las mezclas con blanco y con negro de los colores burdeos, caput mortuum, laca granza, rosa granza y tierra Pozzouli; todos con una completa escala de tonalidades y matices intermedios. También había una gran diversidad de tonalidades verdes cálidas y frías. Las gamas de malva, rosa y lila estaban bien representadas, sin embargo, de amarillo puro no había ni uno. Si algún día me decanto por pintar retratos, tengo material asegurado. La caja contenía una variada gama de pasteles, todos ellos provistos del nombre de la marca Rembrandt y Talens & Zoon, N.V. Apeldoorn.

Maria Paterson Work 2542948 9 Flat 450X300 075 F

Empecé a usar la caja inmediatamente, pero después la dejé de lado, hasta que años más tarde, cuando estudiaba en la universidad, me acordé de ella y pedí a mis padres que me la enviaran. Desde entonces y hasta el día de hoy, treinta años más tarde, no he dejado de usar los pasteles. 

 

He probado muchas otras marcas de pasteles, en busca de algún color determinado, una intensa tonalidad, una textura o consistencia determinados, pero siempre continúo abriendo la vieja caja para descubrir nuevos colores que puedo usar en mis dibujos. No puedo imaginarme cómo, sin esta caja, habría podido descubrir la gran variedad de matices de un mismo color. La aprecio de corazón. Me ha enriquecido en la forma de ver los colores y en la atención que dedico al uso de los colores. Y sí, también hay días en los que no encuentro el color acertado.

Maria Paterson, Australia, www.mariapaterson.com