Materias de relleno

Las materias de relleno o cargas son productos a base de tiza que se utilizan por diversas razones. Equivocadamente, se tiende a considerar que las pinturas que contienen materias de relleno son de baja calidad. Por una parte, las materias de relleno se utilizan en pinturas más económicas para sustituir una cantidad determinada de pigmento, lo que resulta en una pintura con menor potencia cromática. Por otra, es necesario usar materias de relleno en pinturas que contienen pigmentos con una potencia cromática tan fuerte que sería imposible pintar con tal pintura fabricada sólo a base del pigmento. Hay incluso algunas características de la pintura que, sin añadir materias de relleno, tendrían efectos negativos. En general, puede decirse que, en la mayoría de los casos, las materias de relleno son imprescindibles para conseguir una pintura que se trabaje fácilmente y que no empeoran, o incluso pueden mejorar, la durabilidad de la película de pintura.